Lunes 26 de agosto del 2019
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2008-01-29 a horas: 15:02:08

Erotismo social:

¿Tunnick en El Alto?

Wilson García Mérida

(Datos & Análisis).-Y es que las instalaciones y fotografías de Spencer Tunnik, al ser una acción comunicativa, constituyen un discurso contrahegemónico. Las imágenes que logró en agosto del 2007 fotografiando a 600 hombres y mujeres desnudos sobre el glaciar Aletsch, en los Alpes Suizos, son un grito de guerra ante el calentamiento global. Hoy sólo falta que Tunnik llegue a El Alto. Allí le aguardan cuerpos aymaras que saben mucho de revueltas.

Wilson García Mérida

Es periodista. Reside en Cochabamba.

Contactos con el autor
close

Contacto con Wilson García Mérida




10 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

En 1994 la Corte Suprema de Nueva York prohibió el arresto de Spencer Tunnick, quien comenzaba a invadir los espacios públicos urbanos de Estados Unidos fotografiando cuerpos desnudos. A partir de entonces la obra libertaria del osado imaginista se hizo multitud desnuda, símbolo de nuevos vientos que trae el tercer milenio. Su arte mata dos pájaros de un tiro: ofrece un insólito espectáculo callejero con miles de hombres, mujeres, ancianos y niños plenamente desnudos, para ojos privilegiados, y obtiene fotografías que son cuadros lindantes entre el realismo mágico y el erotismo ingenuo.

Del Centro Rockefeller en Manhatan, el newyorkino saltó hacia Londres, Ámsterdam, Glasgow, Roma, Lyon, Melbourne, Montreal, Newcastle y Viena, movilizando a cientos de “voluntarios” que posaron al aire libre sin pañales ni janantas. En junio del 2003 batió su récord europeo en Madrid fotografiando a 7.000 españolas y españoles de edad diversa y distintos tamaños y colores.

Tunnick también le echó el ojo a Latinoamérica y al venir por estos lares le fue mejor, mucho mejor, que en la vieja y decadente Europa. En junio del 2002, iniciado el invierno, movilizó a más de 5.000 chilenos de ambos sexos que tomaron el Parque Forestal de Santiago para expresar, además, el repudio a flor de piel contra las chicanas y picanas de Pinochet. Chile dijo a través del lente de Tunnick que los cuerpos son inocentes, que la tortura y la muerte son anticuerpos a vacunar con utopías realizables, fotografiables. En mayo del 2006 lo recibió Caracas; pero no fue Chávez para mostrar sus nalgas entre los 2.000 empelotados que tomaron la Avenida Bolívar esperando en vano al Gran Hermano de la boina roja. La tuti fue en el Zócalo de México, el domingo 6 de mayo del 2007, cuando 20.000 ciudadanos “en bolas” y ciudadanas “en tetas” marcharon por el Distrito Federal celebrando una Ley, dictada días antes, que despenaliza el aborto, amen.

Y es que las instalaciones y fotografías de Spencer Tunnik, al ser una acción comunicativa, constituyen un discurso contrahegemónico. Las imágenes que logró en agosto del 2007 fotografiando a 600 hombres y mujeres desnudos sobre el glaciar Aletsch, en los Alpes Suizos, son un grito de guerra ante el calentamiento global.

Hoy sólo falta que Tunnik llegue a El Alto. Allí le aguardan cuerpos aymaras que saben mucho de revueltas.Después de octubre del 2003, la ciudad de El Alto se convirtió en el extraño referente cosmopolita de una importante expresión de la realidad boliviana, la expresión aymara, ejerciendo libertades antes conculcadas y confinadas al tabú. La sexualidad es uno de los tabúes que esta urbe ha comenzado a desentrañar públicamente, a raiz de un incidente acaecido el pasado 15 de octubre, cuando sectores conservadores del pueblo alteño asaltaron y apedrearon prostíbulos, karaokes y otros “centros de perdición” que sufrieron el exorcismo de padres de familia y estudiantes azorados ante la emergencia de “cholitas” (mujeres mestizas que visten polleras tradicionales) dedicadas a la venta de su cuerpo. La movilización ciudadana, sin embargo, exigía el legítimo derecho de mantener alejadas a las “palomas negras” de establecimientos escolares y centros de salud.

Las trabajadoras sexuales, apoyadas por agrupaciones anarquistas como “Mujeres Creando”, respondieron a la agresión de las fuerzas conservadoras con una huelga de hambre que exigía el respeto a sus derechos constitucionales, llegando a una negociación con las autoridades municipales para normar y regular los negocios sexuales que son muy dinámicos en la emergente ciudad indígena.

Se dice que en El Alto están dadas las condiciones objetivas y subjetivas para que Spencer Tunnick venga a hacer de las suyas a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Otros artículos de Wilson García Mérida

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 - 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014