Miercoles 18 de septiembre del 2019
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2007-03-25 a horas: 00:53:14

La conexión Miami – Santiago

El gas sigue en la mira del capitalismo chileno

Wilson García Mérida

(Datos & Análisis).- En el proyecto de Sempra y Pacific LNG, que estuvo a punto de consumarse durante los regímenes de Tuto Quiroga y Sánchez de Lozada, la construcción del gasoducto entre Bolivia y Chile era y es de estratégica importancia, como lo fue a mediados de los noventa el gasoducto turkmeno de Unocal entre Afganistán y Pakistán.

Wilson García Mérida

Es periodista. Reside en Cochabamba.

Contactos con el autor
close

Contacto con Wilson García Mérida




15 - 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Las razones, a parte de económicas por las bajas inversiones que implicaría ese proyecto respecto a la alternativa de un extenso gasoducto al Perú, son fundamentalmente de naturaleza geoestratégica.A Estados Unidos le es inconveniente una alianza energética entre dos países andinos como Perú y Bolivia, donde prevalece una población mayoritariamente indígena, quechuas y aymaras, ligados además al cultivo de la hoja de coca contra la cual Estados Unidos ha establecido desde hace décadas una guerra mal llamada “contra las drogas”.

Controlando el gas natural y manteniendo el cultivo de coca, las poblaciones indígenas de Bolivia y Perú se alinearían irremediablemente al “Eje del Mal” que tanto obsesiona a los norteamericanos. Sólo Chile, con su sólida economía de libre mercado, su dinámico comercio, sus modernizadas instituciones, su poderoso ejército y su voraz hambre de energía gasífera, puede actuar como un dique de contención ante el ascenso indígena de los Andes perú-bolivianos. Por ello, el gasoducto boliviano debe necesariamente desembocar en un puerto chileno para fortalecer a la propia economía de ese país que atraviesa una desesperante crisis energética como efecto de su acelerado crecimiento industrial.Este es un razonamiento inamovible entre las empresas norteamericanas, convertido en razón de Estado y en cuestión jurídica. Y es aquí donde la corporación “Kissinger McLarty” comienza a jugar un rol decisivo.

Thomas McLarty, el socio de Henry Kissinger en este malévolo lobby, fue el encargado de llevar adelante la operación LNG de Bolivia a Chile, jugando sus propias cartas.

McLarty es un empresario automotriz, dueño de la compañía “Asbury Automotive Group” de Arkansas que pretende liderizar la sustitución de gasolina contaminante con combustibles limpios como el gas natural; y por ello mismo ha desarrollado fuertes inversiones en el sector energético como accionista principal de “Arkla Gas Inc”.

Siguiendo el ejemplo de Kissinger, su mentor y socio, McLarty también incursionó exitosamente en la política internacional como consejero de asuntos hemisféricos en los gobiernos demócratas de Jimmy Carter y Bill Clinton, así como en el republicano del actual presidente George Bush.

En 1998, como enviado de Clinton, McLarty fue quien organizó la Cumbre de Las Américas celebrada en abril de ese año en Santiago de Chile, donde se definieron las primeras pautas del Acuerdo de Libre Comercio para las Américas (ALCA).

McLarty tiene intereses creados dentro la economía chilena, como socio del potentado chileno Andrónico Luksic con inversiones mineras y energéticas como es el caso de la mina La Escondida y el gasoducto TransAndino que lleva el gas de Argentina a Chile.

McLarty lideriza un grupo de presión conformado por empresarios ultraderechistas, “Florida Free Trade Area of Américas (FTAA)”, que pugna por imponer a Miami como sede mundial del ALCA.

…………………………..

llactacracia@yahoo.com

Otros artículos de Wilson García Mérida

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014